Actualmente han surgido diversas compañías arquitectónicas que se encargan de echar en marcha proyectos que sean sustentables y amigables con el medio ambiente.

La industria de la fabricación de concreto premezclado no se ha quedado atrás y por ello, también se encargan de innovar constantemente en la elaboración de este material, que sirve para cimentar y edificar las construcciones que nos rodean.

Un hecho que hoy en día no tiene precedentes, es la creación del mexicano José Carlos Rubio Ávalos, quien se dedicó a realizar una investigación que culminó con la fabricación de un concreto fluorescente tiene una vida de cien años, absorbe energía solar y artificial y puede emitir luz de 8 a 12 horas si se carga por un periodo similar durante el día.

Dicho producto fue reconocido por la Academia Real de Ingeniería de Londres en Reino Unido con el Fondo Newton.

Para más información consulta este artículo del diario español El País: http://verne.elpais.com/verne/2016/06/30/mexico/1467243648_835428.html